LA IGNORADA PRESENCIA DE MERCENARIOS RUSOS EN SIRIA…Y LO QUE SIGNIFICAN

 

Según podemos encontrar en dos noticias diferentes del medio iraní HispanTV, Rusia está haciendo uso de los servicios de Ejércitos privados de mercenarios en Siria, una política que no dista demasiado de la que usan habitualmente EEUU o Reino Unido en los conflictos de Oriente Medio.

Quizás porque en el fondo, no hay tanta diferencia entre unos y otros, como muchos quieren creer…


RUSIA DESPLIEGA EN SIRIA OTROS 2000 MERCENARIOS

Rusia ha enviado a un grupo de 2000 mercenarios a Siria para reforzar su presencia militar, en el marco de un acuerdo de tregua, según un medio israelí.

El portal de inteligencia militar DEBKAfile, citando a fuentes israelíes, informa que Rusia sigue desplegando fuerzas militares en Siria, tanto en apoyo a las llamadas “zonas de distensión”, acordadas con EE.UU., como para “consolidar su control militar”.

“2000 mercenarios acaban de ser trasladados, vía aérea, al país árabe, aumentando en un total de 5000 la cifra de mercenarios contratados por la compañía privada Wagner Group para prestar servicio bajo la bandera rusa en Siria”, alegó el medio.

Se trata de las fuerzas veteranas y retiradas de las unidades de élite de la Fuerza Terrestre, Aérea y de la Armada de Rusia.

Conforme a DEBKAfile, el primer contingente de “mercenarios” llegó a Siria en octubre de 2015, cuando Rusia construía bases militares para su posterior intervención militar contra los grupos terroristas en ese país.

En marzo de 2016, varios centenares de ellos participaron en la gran ofensiva por la céntrica ciudad de Palmira (Tadmor, en árabe).

El informe sostiene que Moscú es un cliente de los contratistas del Grupo Wagner, muy similar a la empresa militar privada Blackwater, que ahora se hace llamar Academi.

Con fecha anterior, el mismo medio israelí señaló que Rusia había desplegado unos 800 militares en el sur de Siria, concretamente a unos 8 kilómetros de los altos de Golán ocupados por Israel, y a otros 400 en la frontera con Jordania.

Israel se ha opuesto a la tregua y a la presencia militar rusa en el sur de Siria, y habría preferido que la zona hubiera sido ocupada por fuerzas estadounidenses y no rusas. Sin embargo, Washington no ha mostrado interés en mezclarse en esa zona, de tal modo que Rusia se ha encargado de vigilar el régimen del cese el fuego en esa área, consensuado por los presidentes de Rusia y EE.UU., Vladimir Putin y Donald Trump, respectivamente.

http://www.hispantv.com/noticias/rusia/349560/siria-envia-mercenarios-presencia-militar


En los últimos meses Rusia ha recurrido cada vez más al Grupo Wagner, una empresa militar privada rusa, para lograr sus objetivos en Siria.

Con la intensificación de la crisis en Siria, Moscú, que desde septiembre de 2015 presta apoyo militar al Gobierno de Damasco, se ha visto cada vez más obligado a recurrir al Grupo Wagner.

El rotativo turco Yeni Safak, en un informe publicado el domingo, informa del aumento significativo de las actividades de esta empresa militar y asegura que ya gran parte de los campos gasíferos y petrolíferos de Siria están bajo la protección de los contratistas del Grupo Wagner.

Los integrantes de este grupo, de los que según informes ya hay 5000 en el territorio sirio, son todos exmilitares de entre 35 y 55 años de edad de los que la gran mayoría tienen experiencia combativa en el este de Ucrania, aseguran las fuentes militares citadas por Yeni Safak, mientras que cobran entre 1700 y 3350 dólares al mes (los comandantes ganan hasta $4250).

Del mismo modo, confirman, la sede del Grupo Wagner se encuentra cerca de la ciudad suroccidental de Krasnodar mientras que sus integrantes son entrenados en un campo militar administrado por el Departamento Central de Inteligencia de Rusia (GRU, por sus siglas en ruso), lo cual es el servicio de inteligencia militar de las Fuerzas Armadas de Rusia.

Yeni Safak informa que todos los contratistas, antes de ser enviados a Siria, son entrenados a diario en el uso de armamento pesado y que cada día disparan decenas de misiles antitanque 9M133 Kornet —arma de gran importancia debido a la alta frecuencia con la que se usa en los combates en Siria—, lo que significa que el Grupo Wagner dispone, probablemente, del apoyo financiero del Gobierno de Moscú ya que sus costos de entrenamiento son muy altos.

Hay además información que señala a Dmitry Utkin como el director del Grupo Wagner, quien según fuentes rusas tiene una presencia activa en el territorio sirio y se ocupa personalmente de comandar a los contratistas, y también participa en algunas de las batallas.

http://www.hispantv.com/noticias/rusia/349681/militares-rusos-wagner-estado-islamico-siria


Ya hablamos de la justificación del uso de mercenarios por parte de Putin en el pasado, en un artículo del Microlector…

En el pasado, Putin ya expresó públicamente cómo las compañías de mercenarios privadas podrían ser utilizadas para llevar a cabo las llamadas operaciones negables, es decir, operaciones militares con las que el gobierno pudiera negar cualquier implicación.

En 2012, cuando era primer ministro ruso, argumentó que debería legalizarse diciendo que eran “una herramienta para la aplicación de los intereses nacionales sin la participación directa del Estado”.

INFORME: PUTIN ENVIÓ MERCENARIOS PRIVADOS A MISIONES SECRETAS EN SIRIA Y UCRANIA


Como todo el mundo puede deducir, el uso cada vez más extendido de ejércitos privados, es una de las marcas más obvias del neofeudalismo característico del Nuevo Orden Mundial, donde el poder de los gobiernos estatales elegidos de forma presuntamente (muy presuntamente) democrática por sus respectivos pueblos, se va diluyendo de forma paulatina, mientras el poder va recayendo cada vez más en entidades privadas supraestatales, es decir, en manos de las grandes corporaciones transnacionales.

Es la privatización de todos los aspectos de nuestras vidas, bajo el pretexto de la ineficiencia de los gobiernos, la corrupción de los políticos y las deudas públicas impagables, generadas por esas mismas élites que van a convertirse en dueñas “legales” del planeta.

Y uno de los aspectos más evidentes de ese jaque mate definitivo de las élites respecto a todos los pueblos del mundo, es la creación de estos ejércitos privados, que no dejan de ser corporaciones transnacionales de la muerte y la ejecución, que no conocen fronteras ni límites estatales, como si le sucede a los obsoletos ejércitos nacionales.

Son la encarnación armada del Nuevo Orden Mundial neofeudalista.

Al respecto, resulta de lo más llamativo recordar como durante años se nos ha vendido a través de gran cantidad de medios alternativos que Putin representaba algo así como “la piedra en el zapato de las malvadísimas élites globalistas impulsoras del Nuevo Orden Mundial”, a la vez que el bueno de Vladimir, aplica gran parte de las prácticas de estas élites en pos de ese Nuevo Orden, como demuestra el uso de mercenarios en Siria.

Y es que, como no nos cansaremos de indicar, Putin no está en contra de los planes globalistas, sino que lucha porque Rusia y sus oligarquías (que ya son propietarios privados de toda Rusia, puro NWO), tengan un mayor protagonismo en ese Nuevo Orden global, que las élites norteamericanas y el Estado Profundo de EEUU, no quiere otorgarle por intereses propios.

Y punto.

No es ningún héroe: solo quiere un trozo de pastel más grande. (Ahora a esto de querer un trozo de pastel más grande, lo llaman “multipolarismo”, una hábil maniobra de manipulación mental para mentes débiles)

Como tampoco es ningún héroe nuestro amiguito San Trump Bendito, el hombre que ha entregado el poder de EEUU a dos facciones muy determinadas: por un lado, las élites financieras de Wall Street y por el otro, los militares del Pentágono (ya saben, buena gente que vela desde siempre por el bienestar de los niños del mundo y ayudan a las viejecitas a cruzar la calle).

Lo “maravilloso” de Trump es que se mueve entre entregarle el poder a un conjunto de militares psicópatas o dar el paso definitivo y entregárselo a los psicópatas de los ejércitos privados, con los que tan bien se lleva.

Al respecto, cabe destacar la figura de un auténtico criminal como Stephen Feinberg, del que ya hablamos en el artículo ¿TRUMP HA SIDO DESPOJADO SECRETAMENTE DE SU PRESIDENCIA? y cuyo poder definitivo en la Casa Blanca no acaba de materializarse aún (repetimos, AÚN), por las reticencias de esos militares del Pentágono que representan los últimos estertores del viejo orden y que ahora (AÚN) inundan la administración Trump.

Hace poco menos de un mes, conocíamos de los proyectos de estos grupos militares privados y sus proposiciones a Trump, tal y como nos indican en esta noticia:


El Gobierno del presidente de EE.UU., Donald Trump, busca involucrar a la empresa militar Blackwater en la guerra de Afganistán.

Jared Kushner, asesor y yerno del mandatario estadounidense, y Steve Bannon, uno de los principales estrategas en la Casa Blanca, están a cargo de supervisar la iniciativa y han presentado a sus candidatos para implementar el plan en cuestión.

El primero es Erik Prince, fundador de la empresa militar Blackwater, expulsada anteriormente del territorio afgano por el expresidente del país asiático, Hamid Karzai. Blackwater, con una pésima reputación, se ha ido hundido en escándalos por cometer crímenes de guerra y matar a civiles en la guerra que orquestó EE.UU. en Irak.

El segundo es el propietario de DynCorp International, Stephen Feinberg, que ha desplegado un grupo de mercenarios en Yemen en virtud de un contrato de 3 mil millones de dólares con los Emiratos Árabes Unidos (EAU).

“Erik Prince (fundador de la empresa militar Blackwater) y Stephen Feinberg (el propietario de DynCorp International) han creado un plan más barato y mejor que el del Ejército (estadounidense, para Afganistán)”, informan fuentes próximas a los dos empresarios.

El propio Feinberg presentó el mencionado plan al secretario de Departamento de Defensa estadounidense (el Pentágono), Jim Mattis, quien sólo “lo escuchó por educación y respeto”, declarando que no permitirá la involucración del sector privado en el conflicto de Afganistán.

El pasado mes de junio, el jefe del Pentágono pidió a Trump que dé su visto bueno al envío de 3000 fuerzas a Afganistán y ceda más poder al citado departamento para cambiar la cantidad de los militares dependiendo de las necesidades, “para sacar al conflicto del punto muerto en el que se encuentra y derrotar a los terroristas”.

http://www.hispantv.com/noticias/ee-uu-/347599/trump-envio-tropas-afganistan-blackwater-dyncorp


Y a principios de junio, podíamos encontrar esta noticia, que también nos habla claramente de los planes de estos personajes tan oscuros que dirigen estos ejércitos privados…


El fundador de la empresa privada militar Academi (anteriormente conocida como Blackwater), Erik Prince, propone una especie de colonización para Afganistán.

Prince, explicó durante su entrevista de hace días en la cadena estadounidense Fox News su plan para que la presencia de las fuerzas estadounidenses en Afganistán tenga lucros y beneficios financieros para Estados Unidos y las empresas militares.

Más precisamente, propuso que la empresa militar que lidera tomase el control de las operaciones en Afganistán y que funcionara a base de un modelo sumamente parecido al esquema operacional de la Compañía Británica de las Indias Orientales, que en los últimos años del siglo XVI colonizó La India.

De este modo Prince está, básicamente, proponiendo que Academi deje de usar a soldados estadounidenses (por sus elevados sueldos) y use a los locales, quienes según estudios podrían aceptar trabajar en Academi por sueldos casi la mitad de lo que cobran los estadounidenses.

No obstante, la peor parte del plan del fundador del notorio Blackwater es el modo en que pretende financiarse ya que, según Prince, Academi en Afganistán ya no estaría contratado por el Gobierno de Estados Unidos y, por ende, se financiaría mediante la extracción de los recursos naturales de Afganistán y mediante su participación en la industria en dicho país.

“Hay 100.000 millones de dólares en recursos bajo la tierra [en Afganistán]: la industria minera, minerales mientras que hay petróleo y gas natural valorado en más de 100.000 millones de dólares”, dijo Prince, quien aseguró que su empresa militar en este país asiático será autosuficiente.

El analista Matthew Pulver, el redactor de este texto para Salon, advierte que si se ejecuta este plan, pues, Academi dejaría de ser una empresa militar y sería más bien un estado que tendría enorme influencia y poder en Afganistán.

Además, recuerda que según el plan Academi ya no trabajaría bajo la supervisión de Estados Unidos por lo que sería altamente posible que llevara a cabo actividades ilegales y violara las regulaciones y normativas para de este modo aumentar sus ganancias.

Bajo circunstancias normales, advierte Pulver, sería casi imposible que este plan llegara a implantarse, no obstante, el analista advierte que la cercanía de Prince al presidente estadounidense, Donald Trump, y el hecho de que Trump ya propuso algo similar a este plan, pues, hacen probable que sea ejecutado en su totalidad.

http://www.hispantv.com/noticias/afganistan/343477/blackwater-academi-colonizar-eeuu-erik-prince-trump


No obstante, este momento AÚN no ha llegado.

Nos esperan unos meses o incluso unos pocos años de poder para los militares de viejo cuño del Pentágono (ya saben, esos gorilas de espalda plateada con complejo de macho alfa, como el propio Trump), antes de su plena sustitución por estos otros psicópatas del Nuevo Orden.

Quizás su sustitución venga a través de algún sonado fracaso, que permita a Trump poner sobre la mesa su ineficiencia y la necesidad de su sustitución por estos poderes privados…y quien sabe si quizás algún tipo de debacle económica en EEUU, permita dar el paso con más celeridad, basándose en la “necesidad” de recurrir a ellos y permitirles que se “autofinancien sobre el terreno” a cambio de “luchar contra el terrorismo”

Sea como sea, la cuestión, es que los dos “superhéroes libertadores del planeta” y enemigos de las “malvadas élites sionistas y las cábalas iluminatis”, Donald Trump y Vladimir Putin, lejos de cerrarles las puertas, no sólo les permiten avanzar sibilinamente en sus proyectos, sino que de les están preparando la alfombra para su llegada.

Mientrastanto, sigue la vastísima campaña de manipulación global (tanto en medios alternativos pagados ex-profeso, como en los medios de masas) para hacerle creer a la población más atontada, que tanto uno como el otro, se “oponen” a este Nuevo Orden, solo por el simple hecho de que se enfrentan a otras facciones que buscan obtener más influencia en el nuevo escenario que se está construyendo…

EL LEGADO DE OBAMA QUE NO TE CUENTAN LOS MEDIOS OFICIALES

En la era de la “posverdad” puedes engañar a (casi) todo el mundo.

Que el control de los medios de comunicación es más importante que cualquier ideología, hecho o verdad, lo demuestra que:

1- Salgan en masa personas acusando a Trump de ”racista” por querer evitar la entrada de inmigrantes ilegales. Sin embargo, Obama ha sido el presidente de Estados Unidos que más deportaciones ha realizado en los últimos 34 años. (Más de 2.800.000)

 

2- Acusar a Trump de ser un tipo peligroso tiene gracia, cuando Obama, uno de los máximos responsables de la situación actual de Oriente Medio, ha permitido gracias a su nefasta gestión, el nacimiento de ISIS, la guerra civil Siria y la olvidada guerra civil que asola Libia desde hace años.

3- Acusar a Trump de belicista, cuando Obama ha sido el primer presidente de la historia de los Estados Unidos que ha permanecido ”en guerra” TODOS los días de su mandato, de haber gastado 866.000 millones de dólares (récord histórico) y sin olvidar que involucró a los Estados Unidos en dos guerras sin ser declaradas a pesar de ser un requisito constitucional, deja en evidencia que estamos ante un fenómeno de adulación colectiva, propia de las sectas, hacia un líder que sin la servidumbre y la manipulación que ha disfrutado por parte de los medios de desinformación, pasaría a la historia como uno de los peores presidentes de Estados Unidos.

4- Acusar a Trump de ser un peligro para la economía estadounidense, a la vez que se defiende la gestión de Obama, que cuando asumió la presidencia, Estados Unidos tenía una deuda pública del 73’4% del PIB y se va dejando una deuda del 106’34% del PIB, resulta cuanto menos grotesco.

¿Podrá Trump ser peor presidente? Lo dudo.

(Fuente: https://ellibrepensadorjgm.com/, con datos del Departamento de Defensa de Estados Unidos, del Departamento de Seguridad Nacional y del Banco Mundial)

ERDOGAN ATIZA EL NACIONALISMO TURCO MEDIANTE UNA FALSA CRISIS CON HOLANDA PARA PERPETUARSE EN EL PODER

Manifestantes pro-Erdogan ante el consulado de Turquía en Rotterdam

Asistimos estos días a una crisis diplomática entre Holanda y Turquía que viene a enturbiar el panorama de las inminentes elecciones en el país europeo, a la vez que muestra una vez más el talante cesarista, autocrático y demagógico de un Erdogan al que solo falta proclamar “El Islam soy yo”.

 
Exaltación patriótica ente el consulado holandés en Ankara

El origen de la crisis está en la negativa holandesa a permitir en su suelo la propaganda turca en favor del plebiscito previsto para el mes de abril por el que Turquía dejaría atrás la república parlamentaria que su Constitución establece para consolidar un régimen presidencialista que reforzaría los poderes del actual jefe de Estado, Recep Tayyip Erdogan. Otros países, como Alemania y Austria, también han bloqueado los intentos del gobierno de Erdogan por celebrar mitines para los ciudadanos turcos residentes en su territorio.

Holanda, que acoge a 400.000 inmigrantes turcos, daba el sábado un paso más al impedir el aterrizaje en Amsterdam del vuelo que transportaba al ministro de Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, quien tenía intención de celebrar un mitín en Rotterdam, ciudad cuyo alcalde -musulmán, por cierto- había denegado el permiso para dicho acto. La ministra de Familia y Política Social de Turquía, Fatma Betul Sayan Kaya, que se encontraba en Alemania al iniciarse la crisis, se desplazó a Rotterdam, donde la policía le impidió acceder al consulado de su país y acabó siendo deportada por las autoridades neerlandesas.

La reacción de las autoridades turcas ha ido desde la adopción de contramedidas “simétricas”, como impedir el acceso a la embajada y al consulado holandés en Ankara y hacer llegar al embajador en dicha ciudad -de vacaciones en el momento en que estalla el conflicto diplomático- el deseo de que por el momento no retorne a sus funciones, hasta las amenazas verbales de “represalias duras en extremo” (sin especificar cuáles).

“¡Viva nuestro amo! ¡Vivan las caenas!” Muy visto, pero con-
tinúa siendo efectivo.

La política de Erdogan de reprimir a los opositores cada vez con menos disimulo aprovechando su “23-F” particular del pasado julio, a la vez que se postula como gran líder islámico, en vez de encender las alarmas entre los países de la UE parece funcionar con ciertos “opinadores” acomplejados que lo último que querrían es ser tachados de islamófobos. El juego del “etiquetado” funciona muy bien al oeste de Estambul: ¿recriminas mi “autogolpe” depurativo? Es porque eres ISLAMÓFOBO. ¿Niegas que todo lo malo que pasa en Turquía es culpa de la oposición? Entonces eres un ISLAMÓFOBO. Silencio a los medios de comunicación y periodistas en contra mía, ¿te opones? Eres un ISLAMÓFOBO.

Mientras que Francia se ha plegado a los deseos de Erdogan de presionar en la calle a los inmigrantes turcos para que respalden el suicidio de las libertades en su país de origen, el hastag #FascistNetherlands (#PaísesBajosFascistas) se multiplica en las redes en contra de que Holanda ejerza su soberanía, creando una corriente que puede restar apoyo al partido anti-UE de Geert Wilders.

¿Una tormenta en un vaso de agua que pasará? ¿O se trata de algo más?

De momento el sentimiento de agresión por parte de Holanda ha sido un regalo electoral para un Erdogan que no las tenía todas consigo y que, de pronto, se encuentra con que incluso el líder de la oposición turca, el socialdemócrata Kemal Kiliçdaroglu, cierre filas con él en defensa del orgullo nacional.

Nada tan eficaz como envolverse en la bandera.

(posesodegerasa)

“PERIODISTAS COMPRADOS”, EL LIBRO QUE REVELA LA VERDAD DEL PERIODISMO EN OCCIDENTE

 

La guerra “humanitaria” necesita de propaganda mediática para ser aceptada

Libia, febrero de 2011. Los diarios “serios” del mundo anunciaban, con títulos alarmantes, que Muammar Gaddafi estaba bombardeando a su pueblo, que iba a envenenar las aguas del país y que por las calles corrían ríos de sangre. Salvo voces solitarias como la de Jordán Rodríguez, corresponsal de la venezolana ‘Telesur’, los medios masivos de gran tirada repetían la noticia sin chequear su veracidad. Peor aún: publicaban falsedades a sabiendas, por dinero, con el objetivo de crear el clima propicio para que Naciones Unidas, pocas semanas después, el 17 de marzo de 2011, hiciera la vista gorda a los bombardeos de la OTAN sobre Libia.

Así lo confiesa Udo Ulfkotte, uno de los más prestigiosos periodistas alemanes, en su libro “Periodistas comprados” (‘Gekaufte Journalisten’, Editorial Kopp), un éxito de ventas. En su libro, Ulfkotte admite haber aceptado sobornos para escribir, entre muchos otros artículos tendenciosos, uno donde denunciaba supuestos planes de Gaddafi para usar gas venenoso contra su pueblo.

“En innumerables ocasiones puse mi firma en notas que me entregaron los servicios de inteligencia de EEUU, de Alemania o de la OTAN. Mentí, traicioné, recibí sobornos y oculté la verdad a la opinión pública. No hacía periodismo sino propaganda. Aunque sea tarde, me avergüenzo de ello.”

Y advirtió: “Hoy pasa lo mismo: hay periodistas sobornados para mentir y convencer a la gente sobre la necesidad de una guerra contra Rusia”.

Ulfkotte acaba de cumplir 55 años. Estudió jurisprudencia y ciencias políticas en Freiburg y Londres. Tiene 25 años de periodismo, 17 de los cuales fue editor de uno de los diarios más importantes de Alemania, el ‘Frankfurter Allgemeine Zeitung’. Como corresponsal de prensa vivió en Irak, Irán, Afganistán, Arabia Saudita, Egipto, entre otros países de Medio Oriente. Políticamente se ubica en el nacionalismo de derecha, lo que explica la furia que siente por lo que él considera la “colonización” de Alemania y Europa por parte de EE.UU. “Alemania se ha convertido en un país bananero”, remacha una y otra vez. Fue colaborador del ex canciller Helmut Köhl y en la actualidad se identifica con el movimiento racista antiislámico Pegida.

Según documenta en su libro, en parte autobiográfico, hay un tráfico de sobres que van desde la embajada estadounidense, en Berlín, hasta las principales redacciones de los medios alemanes.

“Pasan la información o directamente mandan redactado el artículo o el editorial que quieren publicar.” Inmediatamente ofrece una lista hiperdocumentada con nombres y apellidos tanto de los periodistas (él también se incluye) como de las organizaciones que hacen “lobby” para instalar en la opinión pública lo que será el “sentido común predominante” en coincidencia con los puntos de vista de EEUU o la OTAN. El esquema – dice Ulfkotte – se repite para los programas de radio y televisión. “Salvo pocas excepciones, las redacciones europeas son sucursales de los servicios de la CIA y de la OTAN.”

¿Cómo reaccionó el poder mediático?

“Cuando los abogados del ‘Frankfurter Allgemeine Zeitung’ supieron que el libro estaba en imprenta me enviaron una carta advirtiéndome sobre las consecuencias legales que enfrentaría por publicar nombres y secretos. Ellos saben que yo tengo pruebas de todo”, dijo el periodista en una entrevista al diario ‘Russia Insider’.

Y por supuesto su libro, que desde octubre del 2014 es best seller en Alemania, apenas si es conocido en el resto del mundo.

“Ninguna de las empresas mediáticas permite hacer notas sobre ‘Periodistas comprados’ – aseguró al diario ruso – . Ningún periodista puede hacer una bibliográfica sin arriesgarse a quedar sin trabajo. Por lo tanto estamos ante un libro que es un éxito editorial en ventas pero a ningún periodista le es permitido escribir o hablar de él.”

¿Por qué decidió Ulfkotte dar este paso? “No tengo hijos y estoy enfermo”, explicó.

“Mi salud quedó seriamente dañada después de un ataque con gas en 1988 en Irán. Tuve tres paros cardíacos. Lo pensé durante cuatro años y me decidí a escribir la verdad sobre lo que hacen los medios y los periodistas alemanes. Ahora, están buscando una guerra en Europa con el pretexto de Ucrania. Y eso me preocupa. No quiero más guerras. No quiero ser parte del largo brazo de propaganda de la OTAN.

No quiero apoyar el belicismo. Estoy preparado para asumir las consecuencias.” Luego bromeó con el periodista del ‘Russia Insider’: “Tal vez tenga que terminar pidiendo asilo en Rusia como el ex espía norteamericano Edward Snowden”.

Udo Ulfkotte

Sobre el conflicto en el este de Ucrania, Ulfkotte cree que la manipulación de la noticias es masiva. Según él, no hay dudas de que, cuando el semanario alemán ‘Der Spiegel’ publicó la información de que el Boeing malayo (vuelo MH 17) fue derribado sobre Ucrania por un misil ruso, lo hizo bajo el dictado de los servicios especiales aunque sin presentar ninguna prueba.

Ulfkotte recuerda que esa noticia sirvió de pretexto para que Occidente impusiera sanciones económicas contra Rusia, algo que para él debe ser interpretado directamente como “una declaración de guerra económica a gran escala, luego complementada con la reducción artificial del precio del petróleo y la depreciación del rublo, todo orquestado con el mismo fin”.

Tres meses después de editado, el libro de Ulfkotte sigue siendo casi desconocido, mientras la guerra en el este de Ucrania avanza. Este fin de semana, en el marco de la Conferencia de Seguridad de Munich, Europa remozó su doctrina militar bajo el ojo vigilante y los buenos consejos de EEUU, representado por su vicepresidente, Joe Biden, y su canciller, John Kerry. Uno de los debates se centró sobre la entrega o no de armas a Ucrania. EEUU apostó por la opción bélica. La canciller Angela Merkel rechazó de plano la entrega de armas. Pero el presidente ucraniano, el prooccidental Petro Poroshenko, usó el foro de Munich para mostrar unos supuestos pasaportes rusos que supuestamente portaban soldados en el este de Ucrania. ¿Casus belli? Veremos en pocos días el desenlace.

(Fuente: http://www.lahaine.org/)

LA PRENSA OCULTÓ LA MAYOR TRAMA DE ABUSO DE MENORES DESCUBIERTA EN EUROPA

 

El silencio de los consentidores: la policía y los medios encubrieron “de facto”
la explotación sexual de menores para no dar mala imagen de su ciudad.


Mientras la prensa oficial nos distrae con congresos de partidos oportunistas o zahiriendo a Trump, la sentencia a los acusados por la mayor trama de abusos sexuales del Reino Unido es silenciada para “no herir” sensibilidades.

El informe de la profesora Alexis Jay en 2014 destapaba uno de los mayores escándalos sexuales en la historia del Reino Unido: al menos 1.400 niños fueron víctimas de una explotación sexual “atroz” en Rotherham desde 1997 hasta 2012 con la complicidad de las autoridades, que no tomaron medidas contra los agresores -un grupo de delincuentes paquistaníes- para no herir sensibilidades ni ser tachados de “islamófobos”.

“Es difícil describir la naturaleza atroz de los abusos que sufrieron los niños. Fueron violados en grupo, víctimas de la trata a otros pueblos y ciudades del norte de Inglaterra, secuestrados, golpeados e intimidados”. Así comenzaba el documento de Alexis Jay, que cuenta cómo niñas de apenas 11 años fueron violadas, amenazadas con armas de fuego y obligadas a presenciar brutales y violentas violaciones.

El silencio mediático en torno a los acusados ha sido llamativo. Mientras los medios europeos copan sus portadas con noticias contra Donald Trump, pasan por alto una nueva sentencia a varios acusados por la trama de abusos sexuales sistemáticos. El pasado día 2, otros seis hombres fueron condenados a penas de hasta 20 años de prisión por un tribunal británico después del testimonio de dos niñas que sufrieron los citados abusos entre 1999 y 2001. De hecho, una de las chicas se quedó embarazada con tan sólo 12 años tras una agresión al grito de ‘Alá es grande’.

 

Lo que ocurría en Rotherham era un secreto a voces, pero nadie hizo nada para evitarlo. La Policía no dio prioridad al problema y trató con indiferencia a gran parte de las víctimas. Tres informes policiales -de los años 2002, 2003 y 2006- describían con crudeza la situación. Sin embargo, las autoridades desestimaron el primero y rechazaron los otros dos, que podrían haber acabado con los abusos sexuales en la zona.

El fenómeno llegó por primera vez a los tribunales en Birmingham en 1989, pero el acusado no fue un paquistaní, sino un sij que intentó vengar los abusos sufridos por sus hijas. De hecho, en la investigación aparecen varios testimonios de padres que trataron de liberar a sus hijas y fueron amenazados por la Policía con levantar contra ellos cargos de ‘racismo’. Una vez más, una minoría étnica era privilegiada de facto con una patente de corso para delinquir impunemente en aras de su condición, otra forma cada vez más común de la nefasta “discriminación positiva”.

Una investigación de la Junta de Protección del menor puso de manifiesto la gravedad de los hechos ocurridos. Malcon Stevens, de Justice Care Solutions, descubrió diversos delitos sexuales cometidos contra niñas por hombres de 20 a 29 años y calificó la situación como “extremadamente grave”.

Las evidencias de que las autoridades conocían la situación eran notables. Resulta “difícil de creer”, en palabras de Jay, que ningún alto cargo estuviera al tanto de lo que ocurría en la localidad. No obstante, todos coincidieron en señalar que el “miedo” a ser considerados racistas influyó en los dirigentes. El hecho de que la mayor parte de los agresores fueran paquistaníes podía “dañar” la convivencia y “estropear” la reputación de la ciudad.

Que los principales medios de comunicación de la zona no alertaran acerca de lo que estaba ocurriendo es difícil de explicar. En la Europa del buenismo ilustrado, señalar la pertenencia a una determinada comunidad de los perpetradores de agresiones sexuales sistemáticas e identificarlos como pederastas (una inclinación cada vez mas tolerada) resulta incómodo.

(Fuente: http://gaceta.es/)

LA CATÁSTROFE HUMANITARIA EN SIRIA QUE LOS MEDIOS IGNORAN

 

Los rebeldes “moderados” que apoya Occidente están chantajeando al gobier-
no sirio usando de rehén a la población civil de Damasco

Hay una catástrofe humanitaria en Siria y los medios “occidentales” la están ignorando.

El 22 de diciembre Al Qaeda, que controla el valle de Wadi Barada cortó el suministro principal de agua para la capital siria, Damasco. Desde entonces 5,5 millones de habitantes de la ciudad y alrededor de ella tienen que sobrevivir con distribuciones de agua de emergencia realizada por el gobierno sirio. Eso es apenas suficiente para que las personas beban.

La Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) expresó preocupación por la salud de la población ya que esta situación podría fomentar enfermedades causadas por agua contaminada, que afectan especialmente a los niños.

Este corte de agua es parte de una estrategia más amplia, aparentemente coordinada para privar de los servicios públicos a todas las áreas controladas por el gobierno. Hace dos días, el Estado Islámico cerró un importante punto de suministro de agua para Alepo desde el Éufrates. También mástiles de electricidad de alto voltaje en las líneas de alimentación de Damasco han sido destruídas. El suministro de gas a ciertas partes de Damasco tambiénse han cortado . Una táctica similar fue utilizada por los terroristas sionistas de la Haganá que en 1947/48 envenenaron y volaron la red de agua y oleoductos que iban a Haifa, Palestina.

Wadi Barada es un valle por donde pasa el río Barada a unas 10 millas al oeste de Damasco entre el Líbano y Siria. Ha estado en manos de los insurgentes locales desde el año 2012. El área está rodeada por las fuerzas del gobierno sirio y sus aliados, Hezbolá.

Después de que la parte oriental de la ciudad de Alepo fuera liberada por las fuerzas del gobierno sirio, los rebeldes locales y habitantes en el valle del río Barada estaban dispuestos a reconciliarse con el gobierno sirio. Pero los Takfiris de al-Qaeda no estaban de acuerdo y se hicieron cargo. La zona está bajo el control de al-Qaeda y por lo tanto fuera del reciente acuerdo de alto el fuego.

El 22 de diciembre el suministro de agua a Damasco fue repentinamente contaminado con combustible diesel. Un día después, las fuerzas del gobierno sirio comenzaron una operación para recuperar la zona y para reconstituir las reservas de agua. El 27 de diciembre la instalación fue volada y en parte destruida.

Según publicaba el sitio Moonof Alabama, el bloqueo de agua de Wadi Barada a más de 5 millones de personas en Damasco está tomando un giro revelador. La organización Cascos Blancos, financiados por los Estados Unidos y el Reino Unido parece estar implicado directamente en el bloqueo. Esto aumenta la sospecha de que el bloqueo ilegal de agua a la población civil en Damasco es parte de una campaña organizada bajo el mando estadounidense. La campaña está diseñada para bloquear los servicios públicos a las áreas de controladas por el gobierno como venganza por la liberación del este Alepo.

Al parecer algunos grupos “civiles” exigieron ciertas condiciones para el restablecimiento del suministro de agua, entre ellas, el alto el fuego en la zona del valle de Wadi Barada. Entre estos grupos se encontraba la firma de los White Helmets.

Compruebe los logotipos de las organizaciones que lo suscriben. Es probable que reconozcan el del medio en la segunda fila.

Y aquí está el original de dicho logotipo tomada directamente desde el sitio web de la organización Defensa Civil Siria, también conocida como Los Cascos Blancos:

Las organizaciones que hacen una oferta para levantar el bloqueo del agua de Damasco, obviamente, creo que tienen el poder para hacerlo. También deben ser considerados responsables de mantener el corte. También deben tener relaciones íntimas con los combatientes de Al-Qaeda que actualmente ocupan las instalaciones de agua dañadas.

Incluso después de 14 días de corte de agua en Damasco los medios de comunicación “occidentales” no están informando sobre el bloqueo por parte de al-Qaeda de agua a más dee 5 millones de sirios. A lo mejor es porque su organización propagandística preferida, los Cascos Blancos, están implicados.

(Fuente: http://tonyfdez.blogspot.com.es/)