DIEZ TÉCNICAS DE MANIPULACIÓN USADAS HABITUALMENTE POR LOS GRANDES MEDIOS DE COMUNICACIÓN

 


Hoy reproducimos un interesante artículo de opinión de Jon Rappoport sobre los medios de EEUU, pero cuyas conclusiones podemos aplicar a nuestro entorno mediático a múltiples niveles…


El propósito básico de estas diez formas es presentar un cuadro falso de la realidad.

Las diez formas básicas son:

1-Mentir directamente sobre los hechos en cuestión. (Esto a veces incluye duplicar las mentiras ya contadas, o decir una mentira más grande después de la primera).

2-Obviar deliberadamente información vital.

3-Hangout limitado. (Esto significa una admisión de un delito o un error, que sólo revela parcialmente toda la verdad.) La idea es que al admitir una fracción de lo que realmente ocurrió y enterrar las revelaciones más grandes, la gente quedará satisfecha y aceptará las explicacions y así la historia real en su conjunto, nunca volverá a cubrirse)

4-Echar abajo la verdad, después de publicarla. Esto incluye no seguir o no investigar una historia más profundamente, de forma deliberada, a pesar de haberla hecho pública.

5-No conectar los datos cruciales o importantes expuestos entre sí, dejándolos aislados.

6-Censurar la verdad, dondequiera que se encuentre (o llamarla “falsa noticia”).

7-Usar “expertos” sesgados para presentar “hechos” retorcidos, manipulados o falsos.

8-Repetir una historia falsa muchas veces: Esto incluye generar el efecto de cámara de eco, en el cual un número de medios afines, se dedican a “rebotar” la historia falsa entre ellos, para generar la idea de que todos informan sobre “una presunta verdad”, reforzando así la manipulación.

9-Reivindicar que existe un consenso razonable y verdadero sobre un asunto, cuando en realidad, dicho consenso no existe y hay muchos disidentes importantes, que son excluidos de ofrecer su análisis y deliberadamente ignorados.

10-Emplear una panoplia de efectos (reputación de los medios de comunicación, prestigio del presentador, habilidades de actuación, lenguaje mecánico seco, iluminación de estudio, superposición de transmisiones electrónicas, etc.) para crear una impresión de autoridad elevada que está más allá de cualquier opción de desafío.

Todas estas son formas y métodos tradicionales de manipulación mediática.

A continuación, exponemos un ejemplo de una gran historia que desplegó las diez formas de noticias falsas, antes expuestas: la pandemia de gripe porcina de 2009.

En la primavera de 2009, la OMS, la Organización Mundial de la Salud (una autoridad elevada, cuyos pronunciamientos están más allá de cualquier desafío) anunció que la gripe porcina era una pandemia de nivel 6, su categoría más alta de “peligro”.

De hecho, sólo había 20 casos confirmados en ese momento (Mentira directa sobre el nivel de “peligro”).

Y entonces, la OMS, silenciosamente, cambió la definición de “nivel-6” de modo que la muerte y el daño generalizado (propios de la definición de “nivel-6” hasta ese momento), ahora ya no eran necesarios para definir el nivel de peligro como “nivel-6” (otro aspecto de la mentira directa).

La historia fue, por supuesto, recogida por los principales medios de comunicación de todo el mundo (efecto de la cámara de eco, consenso falso, puntos nunca conectados sobre las mentiras de la OMS), y muy pronto, el número de casos de gripe porcina se elevó a varios miles (mintiendo directamente, como pronto veremos).

Expertos médicos fueron llevados a reforzar la idea sobre ese presunto inmenso peligro (expertos sesgados, mientras a disidentes importantes nunca les dieron espacio para hacer comentarios sobre el asunto).

A principios del otoño de 2009, Sharyl Attkisson, entonces periodista investigadora de CBS News, publicó una historia en el sitio web de CBS News.

Indicó que los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU), habían dejado de contar en secreto el número de casos de gripe porcina en Estados Unidos.

Ningún otro medio de noticias importante informó sobre este hecho (omitiendo información vital).

Attkisson descubrió la razón por la cual los CDC habían dejado de contar los presuntos casos de infectados: una cantidad abrumadora de muestras de sangre tomadas de los pacientes más probables de padecer la gripe porcina, eran devueltos de los laboratorios de análisis con la etiqueta de que no había ningún rastro de gripe porcina o de cualquier otro tipo de gripe.

Por lo tanto, un gigantesco engaño fue revelado. La pandemia era una gran mentira, una falsificación.

A pesar de los esfuerzos de Attkisson, CBS nunca siguió su historia (cerrando la verdad después de exponerla).

Nunca se probó la mentira de los CDC (fallando en conectar los puntos clave ya expuestos).

En cierto sentido, la CBS convirtió la historia de Attkisson en una historieta menor y limitada: una investigación adicional habría descubierto evidencias abrumadoras de comportamiento criminal por parte de los CDC y la Organización Mundial de la Salud, sin mencionar a los gobiernos y medios de comunicación que apoyaban a estas agencias mentirosas. La prensa dominante esencialmente censuró las revelaciones de Attkisson.

Luego, unas tres semanas después de que CBS publicara la historia de Attkisson, WebMD publicó una pieza en la que los CDC afirmaban que su propia estimación de unos 10.000 casos de gripe porcina en los Estados Unidos era una subestimación. En realidad, decían que había 22 millones de casos de gripe porcina en los Estados Unidos (duplicación de la mentira).

Y eso fue todo.

Ahora, estos grandes medios de comunicación están gritando histéricamente, denunciando a los medios independientes, acusándolos de difundir noticias falsas.

Supongo que esta técnica podría llamarse como la técnica número 11: acusar a sus oponentes de cometer los crímenes que, de hecho, ellos mismos están cometiendo.


Aunque pueda parecer obvio lo que expone Rappoport, es bueno hacerlo explícito.

Observen las mentiras de los medios de comunicación en sus propios países, de toda índole y tipo, y detectarán gran cantidad de estas 10 formas básicas de noticias falsas, usadas cada día a nuestro alrededor, no solo por los medios de comunicación, sino por los partidos políticos (en España, el PP alcanza calificación de Cum Laude)…

No obstante, cabe ser sinceros con nosotros mismos y decir las cosas por su nombre: todas estas manipulaciones y mentiras, muchas veces de lo más burdas, no serían posibles si la estupidez de la población no se hubiera convertido ya en una auténtica e imparable pandemia global…


Fuente: http://www.activistpost.com/2017/06/ten-basic-forms-fake-news-used-major-media-2.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s