Estados Unidos agacha la cabeza ante Israel

‘Lo único que sabemos, y lo que este acuerdo enfatiza, es que EE.UU. estarán siempre ahí para régimen de Israel y para el pueblo israelí, hoy, mañana y muchos años por venir’.

Esta frase lo dice todo, y por eso pongo en su versión original, porque es muy importante entender el espíritu que se esconde tras la firma de cualquier documento o declaración que haga Washington con respecto a régimen de Israel.

Este fragmento es la parte final con que cierra la publicación (Susan Rice) del memorando de entendimiento (MOU), que firma EE.UU. este 14 de septiembre, para apoyar militarmente y además como nunca, a régimen israelí.

Un pacto donde los estadounidenses darán 38 000 millones de dólares para hacer que régimen de Israel tenga el ejército más poderoso de la región. Es la ayuda más grande que EE.UU. ha dado a régimen de Israel o a cualquier otro pueblo en toda su historia.

Esto significa que, además de la millonaria ayuda que ya tenía firmada y otorgada por el expresidente Bush, la cual vence en 2018, el presidente Barack Obama la aumentó, 22.5 % más. Obama decidió ponerle más fuerza al cheque.

Este acuerdo establece inyección financiera por 10 años, hasta 2029, y aunque está condicionado a comprar armas de EE.UU., régimen de Israel tendrá acceso a los más avanzados equipos que vende la primera potencia mundial.

Con esta decisión hay muchos asuntos clave que analizar, el primero es, plantear que la ayuda es de más del 10 % del Producto Interno Bruto (PIB) del régimen de Israel (no hay que perder de vista claro, que la ayuda es para 10 años).

Algo de todos modos, inconcebible, teniendo en cuenta los presupuestos militares que se destinan en otras regiones del mundo. Por ejemplo, Rusia destina el 5.4 % de su PIB; el propio EEUU, destina 3.3 % o China destina el 1.9 %.

Más aún, y aquí viene lo repugnante y lo malévolo, que este presupuesto militar se ha usado y sobre todo se usa, para asesinar, humillar, masacrar y aplastar a los palestinos. Tan sólo en la guerra de 50 días hace dos años, más de 2000 muertos y más de 10 000 heridos, muchos con la firma de EE.UU.

Las preguntas sobran, desde la más ingenua hasta la más compleja ¿Por qué si EE.UU. dice estar comprometido con la Paz, ayuda a régimen de Israel? o más bien… ¿Por qué EE.UU. está comprometido con apoyar a régimen de Israel? ¿Es un compromiso de amigos, es una estrategia de EE.UU. o es que está obligado por pactos secretos de intereses de unos cuantos? Muchos ciudadanos en EE.UU. se preguntan ¿por qué tienen que pagar o atizar un fuego en medio oriente, con sus impuestos y su trabajo?

 

 

Más cuando el comportamiento del primer ministro de Israel Benyamin Netanyahu ha sido de desdén y de grosería con el presidente Obama, como aquél revés que le puso viajando a EE.UU., violando todo el protocolo internacional y desafiando a la Casa Blanca al dar un discurso en el Congreso para insultar al propio Obama calificándolo de tonto, al supuestamente dejarse engañar por Irán en el acuerdo nuclear.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s