Zika: una obra maestra de control mental

Desde que la palabra “Zika” hizo su aparición en los titulares de los principales medios de comunicación. Antes de enero de 2016, el Zika era solamente uno de los muchos virus sometidos a vigilancia por los responsables de la salud pública. Pero de repente, este año todo cambió, y un virus casi inofensivo se transformó en una amenaza para todo el mundo.

Como veremos más adelante, la maquina de propaganda del Zika se puso en marcha en octubre de 2015, y ha estado haciendo de las suyas desde entonces. Se trata del clásico programa de control mental, un proyecto de lavado del cerebro, o una campaña de marketing de altos vuelos.

Independiente de quien sea, los medios de comunicación dominantes, la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Panamericana de la Salud (OPS), los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), las Grandes Empresas Farmacéuticas, y tanto los republicanos como los demócratas todos ellos se han unido para vendernos un programa de erradicación del Zika en los Estados Unidos y al resto del mundo.

Este ha sido unos de los programas de propaganda mejor orquestados en tiempos recientes. En este artículos hablaremos de cómo se inició el programa, cómo se ha desarrollado y hacia dónde se dirige.

El Zika no supone ninguna amenaza para los bebés

Hay que dejar claro desde el principio que no hay evidencias sólidas de que el Zika suponga una amenaza para la humanidad. Se trata de una infección poco peligrosa, que no causa microcefalia.

Hace casi 70 años que el virus Zika fue patentado por la Fundación Rockefeller (1), y nunca se estableció una asociación entre la infección por Zika de las mujeres embarazadas y que sus bebés naciesen con una cabeza anormalmente pequeña o con defectos en el desarrollo del cerebro. Pero en el año 2015, repentinamente se habla de este supuesto problema. Esta afirmación, que se basa en pruebas circunstanciales, fue el inicio de una campaña de propaganda. Una campaña de propaganda no necesita basarse en pruebas, sólo hay que repetir una y otra vez lo mismo para que la gente crea que se trata de una verdad.

Después de medio año de miedos e histeria en los medios de comunicación, hasta las autoridades de Brasil han admitido que es poco probable que el Zika cause microcefalia.

Como se informó en la revista Nature News & Comment en julio de 2016, un funcionario del Ministerio de Salud plantea dudas sobre si el Zika es el único factor de aumento de las microcefalias. El artículo decía:

El virus del Zika se ha extendido por todo Brasil, pero las tasas más altas de microcefalia se han encontrado en el noreste del país. Aunque hay pruebas de que el Zika puede provocar microcefalia, el patrón de agrupamiento sugiere que otros factores ambientales, socieconómicos o biológicos podrían estar en juego.

Tenemos la sospecha de que algo más que el virus del Zika está causando tan graves y alto número de casos, dijo Fátima Marinho, Directora de Análisis de la Información y la Salud del Ministerio de Salud de Brasil. Si esto fuera cierto, se podría modificar la evaluación del riesgo que el Zika representa para las mujeres embarazadas y sus hijos, dijeron los investigadores” (2).

A pesar de admitir esto por parte de las autoridades brasileñas, la campaña de propaganda del Zika sigue avanzando sin interrupción. Y este campaña no cesará incluso si se descubren pruebas contrarias entre la relación del Zika y las microcefalias.

El Zika es una infección viral leve

La mayor parte de las personas que se infectan por Zika apenas son conscientes de dicha infección. Es algo similar en muchos aspectos a tener un resfriado o una gripe ligera. Hay personas que experimentan fiebre, erupción cutánea, dolor en las articulaciones y conjuntivitis. Los síntomas de la enfermedad suelen durar de varios días a una semana. Se piensa que la enfermedad proporciona una inmunidad de por vida. Los casos que requieren de hospitalización severa son poco comunes. Las muertes son raras (3).

El hecho de que casi nadie muera por la infección del virus Zika lo convirtió en un candidato poco probable para el desarrollo de una vacuna. Los que experimentan mayores molestias por la infección pueden recibir cuidados y guardar descanso mientras que sus sistemas inmunes superan la infección viral.

Los titulares de la prensa prepararon el escenario para una campaña de propaganda

Sin embargo, si se pudiera establecer una conexión entre las microcefalias o algún tipo de parálisis ( como el síndrome de Guillain-Barré), por ejemplo, entonces se empezaría a insistir en la necesidad de una vacuna contra el Zika y se insistiría en que cada persona se vacunase. Estaríamos dispuestos a renunciar a nuestros derechos individuales básicos en beneficio de la sociedad, que es siempre el objetivo de los programas de control mental.

En 2015, una serie de comunicados de prensa y artículos fueron publicados por laOrganización Panamericana de la Salud, la Organización Mundial de la Salud y los CDC, para así establecer el escenario de despliegue de la gran campaña de propaganda y control mental.

Los documentos publicados que levantaron la bandera roja de alarma hablaban de una epidemia de Zika que se desarrollaba en toda América del Sur y en el México. Los medios de comunicación se entusiasmaron enseguida con la epidemia en cuanto vieron la palabra microcefalia. La perspectiva de una gran cantidad de nacimientos de bebés con la cabeza y el cerebro anormalmente pequeños era una historia capaz de atraer la atención de su audiencia.

En los medios de comunicación empezaron a aparecer imágenes de bebés con deformaciones para así meter miedo a la gente y crear así la percepción de que era mejor tener cuidado porque si no el Zika podía producir algo parecido a nuestros bebés. Fue un trabajo duro para infundir pánico sobre el Zika, allá por los meses de enero y febrero de 2016.

Después empezaron a utilizar la palabraautóctona. Se utilizó esta palabra para referirse a una infección que se genera localmente. Un caso autóctono de Zika es cuando uno se infecta en el área donde vive, en contraste con una infección que se adquiere durante la visita a otra región o país.

Voy a enumerar algunos de los puntos clave de ciertas notas de prensa para mostrar cómo se fue construyendo la campaña de propaganda y cómo se dio un impulso para proyectar la campaña en los medios de comunicación.

→ Mayo de 2015: Brasil confirma los primeros casos autóctonos de Zika (4).

→ Octubre de 2015: Columbia confirma los primeros casos autóctonos de Zika (5).

→ Octubre de 2015: Brasil informa de un número inusualmente alto de bebés con microcefalia (6).

→ Noviembre de 2015: El Salvador, Guatemala, México, Paraguay, Surinam y Venezuela informan de infecciones autóctonas de Zika (7).

→ 17 de noviembre de 2015: La OMS pide a los estados miembros que vigilen la aparición de los casos de microcefalia (8).

→ 1 de diciembre de 2015: La OMS informa de la aparición de infecciones autóctonas de Zika en Honduras (11).

→ 22 de diciembre de 2015: La OMS informa de infecciones autóctonas en Panamá (12).

→ 31 de diciembre de 2015: El Centro de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos informa de infecciones autóctona por Zika en Puerto Rico, y recalca los casos de microcefalia en Brasil (13).

El recuento de los bebés con microcefalia

Pero de repente los medios de comunicación empiezan a hablar en enero de 2016 de la relación entre el Zika y la microcefalia, comenzando las noticias sensacionalistas. La preocupación general se transformó enseguida en alarma al informar las autoridades brasileñas del aumento constante del número de casos de microcefalia. A fecha de 30 de enero de 2016 se habían contabilizado 4.783 casos de microcefalia o del sistema nervioso central (SNC), malformaciones que sugieren una infección congénita. Compararon estos casos con los datos de 2001 a 2004, en los que hubo un promedio de 163 casos de microcefalia (14).

Los datos de Brasil sobre los bebés eran muy pobres. No se sabía lo que se consideraba microcefalia. No sabíamos tampoco si muchas madres habían dado positivo en las pruebas de infección por Zika. No sabíamos cómo se habían recogido los datos. Ni tampoco sabíamos del porqué de tanta insistencia en que lo único que podía causar defectos de nacimiento era una infección por el virus Zika. Las campañas de propaganda siempre rechazan otros puntos de vista distintos al que están promoviendo. No quieren una investigación sería o un debate sobre los hechos, lo que quieren es que la gente crea y se muestre sumisa.

La maquinaria de propaganda estadounidense se muestra públicamente en enero de 2016

Los responsables de los CDC empiezan a reflexionar sobre la situación. Primero dicen que puede haber una asociación entre el Zika y la microcefalia, pero están lejos de afirmar una relación causal (15).

Bien”, pensé cuando leí este informe. Sin embargo, mis esperanzas cayeron enseguida en picado cuando un minuto más tarde el mismo responsable de los CDC lanzaba la advertencia de que las mujeres evitasen viajar a Brasil y otros países de América del Sur si estaban embarazadas, si creían que podían estar embarazadas o que estuviesen pensado en quedarse embarazadas en los dos años siguientes.

¿Qué acababan de decir los CDC?”. Que no hay evidencias causales, y que ni siquiera sabían si había tal problema, pero que las mujeres debían quedarse en casa de cualquier manera.“Extraño”, pensé, cuando empecé a recordar cómo los medios de comunicación, los CDC y la OMS habrían promocionado la epidemia de Ébola, en una especie de campaña de propaganda similar sólo 18 meses antes. La amenaza mundial del Ébola acabó antes de que pudiese desarrollarse la vacuna, lo que debió suponer una enorme decepción para las grandes farmacéuticas.

Pero esta vez habían agarrado un virus que no iba a desaparecer así como así. Esta vez su campaña de propaganda sería mucho más sofisticada, y supondría el dar grandes pasos en la aceptación de la vacuna para enfermedades como el Zika.

Sobre el autor:

John P. Thomas escribe sobre temas de salud. Está licenciado en Psicología por la Universidad de Michigan y posee un Máster en Ciencias de la Salud Pública por la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill.

Referencias:

[1] “Zika Virus is property of Rockefeller Foundation,” Retrieved 2/7/2016.http://www.anonews.co/zika-virus-is-property-of-rockefeller-foundation/

[2] “Brazil asks whether Zika acts alone to cause birth defects,” Declan Butler, Nature News & Comment, 7/25/2016.http://www.nature.com/news/brazil-asks-whether-zika-acts-alone-to-cause-birth-defects-1.20309

[3] “First case of Zika virus reported in Puerto Rico,” CDC Online Newsroom, 12/31/2015.http://www.cdc.gov/media/releases/2015/s1231-zika.html

[4] “Epidemiological Alert – Neurological syndrome, congenital malformations, and Zika virus infection – Implications for Public Health in the Americas,” Pan American Health Organization / World Health Organization, December 1, 2015.http://www.paho.org/hq/index.php?option=com_docman&task=doc_view&Itemid=270&gid=32405&lang=en

[5] IBID.

[6] IBID.

[7] IBID.

[8] “Epidemiological Alert Increase of microcephaly in the northeast of Brazil,” November 17, 2015.http://www.paho.org/hq/index.php?option=com_docman&task=doc_view&Itemid=270&gid=32285&lang=en

[9] “Epidemiological Alert – Neurological syndrome, congenital malformations, and Zika virus infection – Implications for Public Health in the Americas,” Pan American Health Organization / World Health Organization, December 1, 2015.http://www.paho.org/hq/index.php?option=com_docman&task=doc_view&Itemid=270&gid=32405&lang=e

[10] “Archive by Disease – Zika virus infection,” PAHO WHO.http://www.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=10898&Itemid=41443&lang=en

[11] “Zika virus infection – Honduras,” WHO, 12/21/2015. http://www.who.int/csr/don/21-december-2015-zika-honduras/en/

[12] “Zika virus infection – Panama,” WHO, 12/22/2015. http://www.who.int/csr/don/22-december-2015-zika-panama/en/

[13] “First case of Zika virus reported in Puerto Rico,” CDC Online Newsroom | CDC, 12/31/2015.http://www.cdc.gov/media/releases/2015/s1231-zika.html

[14] “PAHO WHO Reported increase of congenital microcephaly and other central nervous system symptoms,” February 10, 2016.http://www.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=11675&Itemid=41711&lang=en

[15] “Why is Zika virus spreading so quickly?” Judy Woodruff talks to Dr. Anthony Fauci of the National Institutes of Health, 1/28/2016.https://www.youtube.com/watch?v=bHjjK-Gz3Ic

Visto en : Noticias de abajo

Zika: una obra maestra de control mental (II)

Por John P. Thomas/ Health Impact News

Una falsa crisis internacional en la que el recurso a bebés con malformaciones sirve de pretexto

Durante el mes de enero y a principios de 2016, los medios de comunicación recogieron una letanía sin fin de historias sobre el Zika y bebés con deformaciones. En un artículo anterior ya he examinado algunos de los titulares de la campaña de propaganda:

¿Todos estamos siendo obligados a viajar en el mismo tren del Zika?

Cuando los CDC todavía utilizaban la palabra “posible asociación”, los medios de comunicación insistían en el uso de la palabracausa. A pesar de las reservas iniciales de los CDC, los medios de comunicación empezaron a lanzar su mensaje por toda América: “El Zika causa deformaciones en las cabezas de nuestros bebés cuando se encuentran en el útero, y no hay vacuna para protegerlos”.

En cada artículo sobre el Zika se incluía al menos una foto de un bebé con microcefalia y siempre se incidía en la carencia de una vacuna. Se nos recordó una y otra vez que el Zika era el causante de que los bebés naciesen con una cabeza anormalmente pequeña, con retraso mental y ceguera. Nos advertían de que algunos bebés habían muerto debido a la gravedad de sus deformaciones cerebrales. También nos recordaban que por cada bebé nacido con microcefalia los costes de tratamiento del niño durante toda su vida alcanzarían unos diez millones de dólares o más en gastos médicos (16). Estas historias fueron creando paulatinamente un clima de mayor aprensión y miedo, que era su pretensión.

A medida que los medios de comunicación se esforzaban por mantener los niveles de temor y que el interés por esta cuestión no decayera, comenzaron a centrarse en los esfuerzos de los Gobiernos para salvarnos del Zika. No pasó mucho tiempo antes de que encontraran a las personas adecuadas realizando las preguntas oportunas: “¿Qué va a hacer el Gobierno para proteger a nuestros bebés?”.

Esta pregunta se hizo una y otra vez, a pesar de que no había pruebas de que estuviesen relacionados los casos de microcefalia con la infección por Zika. La pregunta se hizo tantas veces por los medios de comunicación que ningún político se atrevería a decir: “No vamos a hacer nada, porque por lo que sabemos el Zika no causa microcefalia”.

El Presidente Obama responde a la pregunta

El 22 de febrero de de 2016, el Presidente Obama solicitó 1,9 mil millones de dólares para investigar y desarrollar una vacuna contra el Zika (17).

Veamos esto con más cuidado. Es decir, que se van a gastar 1,9 mil millones de dólares en el desarrollo de una vacuna contra un virus que pocas veces ha sido mortal y del que no se ha demostrado que cause defectos de nacimiento, sólo para estar seguros. ¿O es que hay algo más en juego?

Tal vez lo que ande en juego sea la fuente de ingresos que las grandes empresas farmacéuticas quieren abrir a costa del Zika, que se ha promocionado de tal modo que la gente va a insistir en que esas Grandes Empresas desarrollen una vacuna contra el Zika. De repente, las grandes compañías farmacéuticas serán capaces de ponerse sus gorros blancos y rescatar a todos los bebés del mundo. Sería un dulce engaño si lo pudieran llevar a cabo.

Declaración de los CDC: el Zika causa microcefalia

Los CDC anunciaron en abril de 2016 que el Zika es la causa de las microcefalias (18).

Esta decisión se basó en el análisis de los datos disponibles por los CDC. No realizaron ninguna investigación exhaustiva. Utilizaron algo parecido a un análisis de un pato graznando: si grazna como un pato y camina como pato, entonces debe de tratarse de un pato. No pudieron decir si tenía plumas de pato como un pato o una propuesta de pato, pero aún así han insistido en llamar a ese pato, Zika. Al hacer esto, han olvidado algunos importantes criterios en su análisis.

Los investigadores de los CDC dijeron:

Según el séptimo criterio (de Shepard), la prueba realizada en un sistema experimental en la que el agente actúa en el mismo estado, está pensado para medicamentos o la exposición a sustancias químicas y no se aplica a agentes infecciosos. Por lo tanto, teniendo en cuanta los criterios de Shepard como referencia, los criterios 1, 3 y 4 se han satisfecho, pruebas que se consideran suficientes para identificar un agente como teratógeno” (19).

En otras palabras, se utiliza un conjunto de siete criterios para determinar si el Zika podría ser considerado como una causa de la microcefalia. Determinaron que la asociación entre la infección por Zika y la microcefalia se comprobó en 3 de los 7 criterios. Sugirieron que se necesitarían estudios adicionales antes de que se pudieran comprobar otros criterios. Se excluyó completamente el séptimo criterio, ya que hace referencia a medicamentos o productos químicos, que podrían haber causado la microcefalia.

No me podía creer que se excluyera el séptimo criterio, cuando puede ser que la microcefalia esté causada por la exposición a pesticidas, o por una vacuna administrada durante el embarazo, ateniéndose únicamente a la posibilidad de que la causa sea la infección por Zika.

Estos científicos de los CDC sólo buscaban la causalidad en los agentes infecciosos. Nada más les parecía importar. Esta mentalidad excluyente estuvo ya presente desde el inicio de la campaña de propaganda del Zika.

Ignoraron por ejemplo la vacuna del tétanos, difteria y tos ferina (tdap) que se administró a las mujeres de Brasil en el año 2015. Tampoco atendieron a los efectos secundarios de los medicamentos. Ignoraron el consumo de alimentos transgénicos, la presencia del glifosato o del piriproxifeno, que han sido muy utilizados en Brasil. Hicieron caso omiso de la exposición a sustancias químicas procedentes de grandes instalaciones de la Industria Química, del alcohol o el consumo de drogas. Se obviaron por completo las deficiencias nutricionales y la pobreza extrema. Tampoco se consideró la introducción de mosquitos modificados genéticamente en Brasil, ni de la exposición a la rubéola, a la toxoplasmosis o a los citomegalovirus. Y no hablemos del efecto combinado de todos estos factores, así como de la modificaciones multigeneracionales del acervo genético local debido a todas estas causas potenciales.

Todas estas posibles causas las repasé en mi primer artículo sobre el Zika publicado en enero de 2016:

Zika: ¿una amenaza real u otro engaño para promover la tiranía médica?

Hay una cuestión que considero importante, que ya traté en el artículo anterior, y se refiere al número de bebés que nacieron con microcefalia. Las primeras noticias hablaron de 4.783 casos de microcefalia en Brasil. Después de la impresión inicial y el pánico creado, supimos que una investigación más pormenorizada confirmó solamente 483 casos.

Los medios de comunicación tampoco hacen mención del número de bebés nacidos en los Estados Unidos con microcefalia, que por término medio es de unos 25.000 al año. Al realizar un ajuste entre la diferencia de población de los Estados Unidos y Brasil, nos encontramos con que la tasa de microcefalia en los Estados Unidos es en realidad 40 veces mayor que la tasa en Brasil.

En otras palabras, la incidencia de microcefalia en los Estados Unidos es mucho mayor que la de Brasil, y nuestros bebés no han padecido una infección por el Zika. Tal vez, algunos de los factores anteriormente expuestos puede ser la causa potencial, como ya dije en mi anterior artículo.

También hay que señalar que todos los investigadores que firman este Informe son empleados de los CDC (20). Cabe preguntarse si su análisis ha sido objetivo o si sus resultados se han visto influidos por los vínculos de los CDC con las grandes empresas farmacéuticas (21).

La vacuna contra el Zika está en cartera

En base a este pésimo análisis, se está intentando desarrollar una vacuna contra el Zika a toda prisa. Son por los menos cuatro empresas, más los CDC, las que están trabajando en una vacuna contra el Zika. Nos han dicho que costará varios años antes de que dispongamos de dicha vacuna, que debe ser debidamente probada y luego puesta a disposición de un buen número de personas de todo el mundo.

Ya han comenzado los ensayos de la vacuna del Zika y se está reclutando a voluntarios en los Estados Unidos. Los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos esperan comenzar la fase II de los ensayos a principios de 2017 (22).

El Congreso trata de proteger a los bebés financiando la vacuna contra el Zika

Ahora que los CDC ya han resuelto la relación entre el Zika y la microcefalia, era el momento para que el Congreso aprobase la solicitud del Presidente de financiación del programa de desarrollo de la vacuna contra el Zika. Sin embargo, no han alcanzado un acuerdo sobre la cantidad de dinero destinado a la financiación y de dónde saldrán esos fondos. El proceso de financiación se estancó a finales de junio, momento en el que el Senado y el Congreso no pudieron resolver sus diferencias (23).

El Congreso estuvo de vacaciones durante 7 semanas y no estaba disponible para resolver esas diferencias. Esto ha creado problemas a la campaña de propaganda sobre el Zika, ya que eso podía suponer que no apareciesen noticias sobre el Zika durante el verano.

Continuando la campaña de propaganda matando mosquitos

Los principales medios de comunicación cambiaron su enfoque sobre el desarrollo de la vacuna para la erradicación del mosquito Aedes aegypti, del que se sabe que es portador del virus del Zika. Si un mosquito infectado pica a una persona, entonces esa persona puede desarrollar la infección. Esto es algo que nadie discute.

A la caza del mosquito en 2016

Los CDC continuaron llevando un registro de los casos de Zika en los Estados Unidos y en Puerto Rico. El número siguió aumentando durante la primavera y a principios de verano. Estaban buscando casos autóctonos de Zika en los Estados Unidos, pero sólo pudieron encontrar personas que habían viajado a países infectados por el Zika, o que habían mantenido relaciones sexuales con personas que habían viajado a esos países.

Finalmente, a finales del mes de julio, encontraron a 4 personas de Wynnewood en Miami, Florida, que tenían la enfermedad del Zika a pesar de no haber viajado a un país infectado ni habían tenido relaciones sexuales con personas infectadas de Zika (24).

Las autoridades de salud pública, tanto a nivel estatal como federal, interpretaron estos casos de Zika en el sentido de que el virus del Zika se transmitió a las personas por las picaduras de mosquitos. No atendieron a la posibilidad de que las personas infectadas hubiesen mentido sobre su posible exposición, por ejemplo, haber tenido contacto sexual con una persona infectada. Sin embargo, las autoridades sanitarias llegaron a la conclusión de que se debían de poner en práctica programas de control de los mosquitos para evitar la propagación del Zika.

Ahora que la epidemia del Zika había alcanzado el territorio de los Estados Unidos, los medios de comunicación siguieron azuzando su campaña del miedo: “Hay mosquitos que están tratando de hacernos daños y a nuestros bebés”.

El Gobernador de Florida fue de puerta en puerta en busca de más personas infectadas por el Zika

El 1 de agosto, el Gobernador de Florida se puso en contacto con el Sistema Público de Salud de los Estados Unidos y les pidió que enviaran un equipo especialmente entrenado de agentes federales de salud pública para apoyar la emergencia sanitaria provocada por el Zika en Miami. Estos agentes y responsables de Florida fueron de puerta en puerta en el barrio de Wynwood, Miami, y recogieron muestras de orina para identificar casos adicionales de Zika.

Se encontraron 10 casos más, pero todos ellos asintomáticos: las personas ni siquiera sabían que estaban infectadas (25).

Problema: no pueden encontrar mosquitos infectados por el virus del Zika

Se recogieron 5000 mosquitos para determinar la presencia del virus del Zika, pero todo ellos el resultado fue negativo (26).

Los responsables dijeron que estos resultados negativos en la búsqueda de mosquitos infectados por el Zika se debía a que era tan difícil como encontrar una aguja en un pajar (27).

Sobre el autor:
John P. Thomas escribe sobre temas de salud. Está licenciado en Psicología por la Universidad de Michigan y posee un Máster en Ciencias de la Salud Pública por la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill
Referencias

[15] “Why is Zika virus spreading so quickly?” Judy Woodruff talks to Dr. Anthony Fauci of the National Institutes of Health, 1/28/2016.https://www.youtube.com/watch?v=bHjjK-Gz3Ic

[16] “Zika virus: Miami outbreak sparks concern, demand for tests among pregnant women,” Emily Cochrane and Daniel Chang, Miami Herald, 8/3/2016.http://www.miamiherald.com/news/health-care/article93631267.html

[17] “Letter From The President — Zika Virus,” whitehouse.gov, 2/22/2016.https://www.whitehouse.gov/the-press-office/2016/02/22/letter-president-zika-virus

[18] “Zika Virus Causes Birth Defects, Health Officials Confirm,” – The New York Times, Pam Delluck and Donald G. McNeil, jr., 4/13/2016.http://www.nytimes.com/2016/04/14/health/zika-virus-causes-birth-defects-cdc.html?_r=0

[19] Sonja A. Rasmussen, M.D., Denise J. Jamieson, M.D., M.P.H., Margaret A. Honein, Ph.D., M.P.H., and Lyle R. Petersen, M.D., M.P.H; “Zika Virus and Birth Defects — Reviewing the Evidence for Causality,” New England Journal of Medicine, 5/19/2016.http://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMsr1604338

[20] “So What Became of the $1.9 Billion for Zika?” Marco Cáceres, National Vaccine Information Center, 8/17/2016.http://www.thevaccinereaction.org/2016/08/so-what-became-of-the-1-9-billion-for-zika/

[21] “How Conflict of Interest has Corrupted the CDC,” Joseph Mercola, 6/30/2015.http://articles.mercola.com/sites/articles/archive/2015/06/30/cdc-receives-funding-from-industry.aspx

[22] “NIH kicks off Phi trial for Zika vax as caseload rises in U.S,” Emily Wasserman, FiercePharma, 8/3/2016.http://www.fiercepharma.com/vaccines/nih-kicks-off-phi-trial-for-zika-vax-as-case-load-rises-u-s

[23] “Zika Deal In Congress Likely To Be Delayed Until After Recess,” David M. Herszenhorn, The New York Times, 6/23/2016.http://www.nytimes.com/2016/06/23/us/politics/zika-congress-emergency-funding.html?_r=0

[24] “Florida health officials confirm local Zika transmission,” Debra Goldschmidt, CNN, July 29, 2016.http://www.cnn.com/2016/07/29/health/florida-health-officials-confirm-local-zika-transmission/

[25] “Gov. Scott: Florida Calls on CDC to Activate Emergency Response Team Following Confirmed Mosquito-Borne Transmissions,” 8/1/2016.http://www.flgov.com/2016/08/01/gov-scott-florida-calls-on-cdc-to-activate-emergency-response-team-following-confirmed-mosquito-borne-transmissions/

[26] “Florida’s Mosquito Control Forces Mobilize Against Zika Threat,” Kaiser Health News, Phil Galewitz, 6/2016.http://khn.org/news/floridas-mosquito-control-forces-mobilize-against-zika-threat/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s