EL IMPERIO DEL VATICANO

El Banco del Vaticano es el principal accionista de la mayor industria de armamentos en el mundo 

 

Tal vez pocas personas saben que la fábrica de armas Pietro Beretta Ltda. (la mayor industria de armamentos en el mundo) y que es controlada por el Holding SpA Beretta y el accionista mayoritario de la Beretta Holding SpA después de Gussalli Ugo Beretta, es el IOR (Instituto para las Obras de Religión [comúnmente conocido como Banco del Vaticano]) institución privada, fundada en 1942 por El Papa Pío XII y con sede en la Ciudad del Vaticano.

La historia es la siguiente, detrás de todo esto es la siguiente:

Roma no se hizo en un día, el Vaticano tampoco, y menos su actual opulencia. Tiene sus raíces en el siglo IV de la era cristiana, que es cuando el emperador Constantino se convirtió al cristianismo y puso a disposición del Papa Silvestre I una colosal fortuna, de hecho lo transformo en el 1er Papa rico de la historia. 

La iglesia católica es la única organización religiosa del mundo que tiene como cuartel general un estado independiente: La ciudad del Vaticano. Con sus 2 Km2 de superficie el Vaticano es mucho mas pequeño que muchos campos de golf del mundo; Y para recorrerlo sin prisa no se necesita mucho mas de una hora; Contar sus riquezas, sin embargo, llevaría bastante mas tiempo.

La moderna opulencia del Vaticano se basa en la generosidad de Benito Mussolini, quien gracias a la firma del tratado de Letran entre su gobierno y el del Vaticano, otorgo a la iglesia católica una serie de garantías y medidas de protección. La “Santa Sede” consiguió que la reconocieran como un estado soberano, se beneficio de la exención impositiva de sus bienes como en beneficio de sus ciudadanos, tampoco tenían que pagar derechos arancelarios por lo que importaran del extranjero. Se le concedió la inmunidad diplomática y sus diplomáticos empezaron a gozar de pos-privilegios de la profesión, al igual que los diplomáticos extranjeros acreditados ante la Santa Sede. Mussolini se comprometió a introducir la enseñanza de la religión católica en todas las escuelas del país y dejo la institución del matrimonio bajo el patronazgo de las leyes canónicas, que no admitían el divorcio. Los beneficios que recibió el vaticano fueron enormes entre ellos los beneficios fiscales, fueron preponderantes.

En 1933, el Vaticano volvió a demostrar su habilidad al entablar lucrativos negocios con los gobiernos fascistas. Al concordato de 1929, firmado con Mussolini, le siguió otro entre la Santa Sede y el 3er Reich de Hitler. El gestor Francesco Pacelli fue una de las figuras clave del pacto con Mussolini; Su hermano el cardenal Eugenio Pacelli, futuro Papa Pio XII fue el encargado de negociar como Secretario de Estado Vaticano, la firma del tratado con la Alemania de Hitler. Pío XII conocía bien Alemania. Fue nuncio en Berlín durante la Primera Guerra Mundial y, luego, como Secretario de Estado de Pío XI, tuvo numerosas intervenciones ante el rumbo que estaba tomando la política alemana. En calidad de tal, intervino decisivamente en la encíclica de Pío XI, conocida como «Mit brennender Sorge»(que puede traducirse «Con ardiente preocupación»). La iniciativa de la encíclica partió, contrariamente a lo que se cree, de los obispos alemanes, el primer borrador fue redactado en Roma por el Cardenal Faulhaber. El entonces Cardenal Pacelli, que dominaba el alemán, le dio forma definitiva, presentada a Pío XI, fue firmada y publicada.A pesar de la constante y gran presión mundial, el Papa Pio XII siempre se negó a excomulgar a Hitler y a Mussolini, su pontificado se caracterizo por adoptar una falsa pose de neutralidad. Cuando los Nazis invadieron Polonia, Pio XII se negó a condenar la invasión; Una de las mayores ventajas que obtendría el Vaticano del muy lucrativo acuerdo que mantenía con Hitler era la confirmación del Kirchensteuer, o sea un impuesto eclesiástico; Se trata de un impuesto estatal que aun hoy día deben pagar los creyentes alemanes, y que solo pueden eludir si renuncian a su religión. En la práctica, son muy pocos los que renuncian a ella. Este impuesto representa por si solo entre el 8 y el 10 % del total impositivo que recauda el gobierno Alemán.

FINANCIACIÓN DE LA IGLESIA: DISTINTOS MODELOS

 

– Pueden explicarme, de modo sencillo, ¿cómo se financia la Iglesia nuestra en EE.UU, en relación con el Estado naturalmente? ¿Cómo en Francia? de igual modo, y, si es posible, la relación con España, referente no al cuanto sino al cómo.
En todo el mundo existen diferentes soluciones nacionales a la financiación de la iglesia. En Finlandia, Suecia, Dinamarca, Alemania y Suiza, los miembros de cada una de las confesiones pagan una parte de sus impuestos a iglesia. Sin embargo, en países como Noruega, Luxemburgo y Bélgica, la iglesia es financiada por el presupuesto estatal. En Austria, las iglesias católica y luterana tienen un sistema basado en aportaciones de sus miembros. En los países ortodoxos de Europa del Este la Iglesia se financia mediante la recaudación de las tasas por los servicios a sus fieles. En los EE.UU. por las donaciones de particulares que les dan el derecho a la deducción de impuestos personales.
La financiación de las iglesias varía en función de cómo es la relación entre el Estado y la Iglesia y según la relación establecida entre ambos se establecen distintas opciones. Esto supone desde una financiación completa por parte del Estado hasta la separación completa de ambos. Así, hay diferentes relaciones entre la Iglesia y el Estado y por tanto diferentes formas de financiación existentes. Algunos ejemplos de diferentes formas de financiación son:
– Directamente por el Estado se financia la Iglesia en países como Noruega, Grecia, Italia. Luxemburgo, Bélgica.

– Impuesto eclesiástico es un impuesto que grava a los miembros de algunas congregaciones religiosas en Alemania, Dinamarca, Finlandia, Alemania, Islandia, Suecia y algunas partes de Suiza. Es distinto a nuestro porcentaje en la declaración de la renta.
– Mediante un sistema de aportaciones de los propios fieles de la iglesia en Austria.
– Se mantiene mediante las tasas por los servicios en los países del Este.
– Los rendimientos de la iglesia (sus propios recursos, obras, etc.) se utilizan en Portugal y Gran Bretaña.
– Mediante donaciones se basa la financiación en los EE.UU., los Países Bajos, Francia y Rusia. Dichas donaciones a la Iglesia dan derecho a la deducción en el impuesto personal (nuestra declaración anual de la renta).
Las cuentas de la iglesia católica en entredicho 

El Banco del Vaticano, acusado de lavar dinero ilícito  

El Instituto para las Obras Religiosas (IOR), conocido popularmente como el Banco del Vaticano, está siendo investigado por la Justicia italiana por presunto lavado de dinero ilícito.

IOR, que administra las cuentas de varias órdenes religiosas así como de asociaciones católicas, es una institución de la Iglesia Católica que se beneficia de la extraterritorialidad, ya que se encuentra en la Ciudad del Vaticano y no se rige por las normas financieras vigentes en Italia.

El Instituto estuvo implicado en un escándalo político-financiero en los años 80, por la quiebra en 1982 del Banco Ambrosiano (del cual el Vaticano era un accionista importante) por el peso de una deuda de unos 3.500 millones de dólares (2.853 millones de euros) y un agujero fiscal de 1.400 millones de

dólares (1.141 millones de euros).

Según el diario La Repubblica, diez bancos italianos, entre ellos los poderosos Intesa San Paolo y Unicredit (Milan: UCG.MI – noticias) , están involucrados en el caso.

El Banco del Vaticano administre a través de cuentas anónimas,identificadas sólo con la sigla IOR, importantes sumas de dinero de oscura procedencia.

Según el diario, en el 2004, “cerca de 180 millones de euros circularon en unos dos años” sin que hayas suministrado la identidad de los autores de la transacción, como exige la ley italiana.

“Se indaga acerca de la posibilidad de que personas con residencia fiscal en Italia utilicen el IOR para esconder delitos como fraude y evasión fiscal”, precisa el diario.

“Se trata de cuentas sospechosas”, según los fiscales de Roma citados por el diario, quienes podrían solicitar una rogatoria internacional para identificar a las instituciones y personas que se han beneficiado de las operaciones y si a través de ellas se introdujo dinero ilícitamente en Italia.

Hace menos de un año, IOR designó como presidente a Ettore Gotti Tedeschi, representante entonces en Italia del grupo Santander (Madrid: SAN.MC – noticias) , para remplazar a Angelo Caloia. El banquero Caloia había sido encargado por Juan Pablo II en 1989 de la primera limpieza en el manejo

de las cuentas papales tras el escándalo del Banco Ambrosiano, lo que permitió descubrir las acciones del tristemente célebre monseñor estadounidense Paul Marcinkus, el llamado ‘banquero de Dios’, fallecido en febrero del 2006.

Cuentas millonarias de fundaciones fantasma, transferencias de dinero sin control y vínculos con mafiosos son algunas de las revelaciones del reciente libro sobre las finanzas de la Santa Sede, escrito por el italiano Gianluigi Nuzzi, con el título ‘Vaticano Spa’. – El libro denuncia el ‘período post- Marcinkus’, la década iniciada tras el escándalo por los negocios turbios entre IOR y el Banco Ambrosiano.

 LA AUTORIDAD MORAL DE LA IGLESIA CATÓLICA

 Cultura clerical y pedofilia 

Los escándalos vinculados a la pedofilia en la iglesia católica, en un espectacular efecto dominó: el fallecido fundador de la poderosa orden de Los Legionarios de Cristo, Marcel Maciel, en México, que abusaba sexualmente de sus seminaristas; el sacerdote italiano Ruggero Conti, procesado y arrestado por prostitución de menores y violencia sexual continuada sobre siete jóvenes, además de sospechoso de otros delitos sexuales que se remontan a 30 años atrás; el sacerdote Lawrence Murphy, quien abusó sexualmente de 200 niños sordos a su cuidado; el padre Peter Hullerman, que practicaba la pedofilia en Alemania.
Lo que agrava estos dos últimos casos, publicados por The New York Times, es que involucran al Papa actual, Benedicto XVI, quien los habría silenciado. Al punto que, en febrero del 2005, la corte norteamericana envió una orden de comparecencia al prefecto de la congregación para la doctrina de la fe, el entonces cardenal Joseph Ratzinger, por obstrucción de la justicia. Tres meses después fue elegido Papa y las gestiones diplomáticas del Vaticano permitieron que se le otorgara inmunidad diplomática, dado que el Gobierno de Bush no quería hacerse de semejante papa caliente, por así decirlo.
Tan importante es no caer en generalizaciones apresuradas, como detenerse a pensar qué significa esta nueva cascada de revelaciones.
La pedofilia es una patología individual, no institucional. Es la historia y el inconsciente de una persona, compelida a pasar al acto, a menudo de manera repetitiva, lo que determina ese comportamiento abusivo y depredador. Pero lo que sí constituye una patología institucional es la recurrencia de actos de encubrimiento que, impunidad mediante, perpetúan violaciones gravísimas de los derechos de los niños. Una organización que se pretende guardiana de la moral, intentando imponernos sus mandatos en cuestiones tan personales como la sexualidad y decisiones tan complejas como el aborto o la anticoncepción, alberga cantidades desproporcionadas de pedófilos que actúan resguardados por la imagen –cada día más resquebrajada– de la superioridad ética de los religiosos.
Por otro lado, es legítimo preguntarse por la recurrencia de casos de pedofilia en el seno de la iglesia, presumiblemente en una proporción mayor a la del resto de la población. A saber que personas que se debaten con esas tendencias que viven como inaceptables, acaso buscan en el celibato de la ordenación un refugio contra conflictos inmanejables.
Pero la pulsión insiste, implacable, y cuando lo reprimido retorna y la trasgresión comienza, se instaura la compulsión de la repetición, que Freud enlazaba con la pulsión de muerte. Luego, cuando la institución se niega a reconocer y sancionar esos crímenes –pecados sería lo de menos– el círculo vicioso comienza a rodar, hipotecando el futuro de tantos niños cuyos gritos de auxilio fueron desoídos. Concluyo citando al padre Thomas Doyle, especialista en abusos sexuales cometidos en el clero:
“La cultura clerical debe ser examinada y desmantelada sin temor alguno. Ha causado demasiada destrucción y matado demasiadas almas para ser todavía tolerada por otra generación”.

EL REINO DE DIOS DENTRO NOSOTROS     ESTA

Hemos sido creados para la búsqueda constante y exploración permanente de nosotros mismos, que no es otra cosa que la búsqueda del Padre Celestial y Arquitecto. La religión no es un compromiso social y colectivo en el que la mayoría acata con sumisión lo que otros pocos deciden como bueno o malo. La verdadera religión es siempre, por definición un hallazgo individual, fruto de mil caídas, errores y éxitos. No acomodéis en la falsa seguridad de las iglesias humanas. Pensemos por nosotros mismos.

Preguntaras con razón: ¿Qué pruebas hay que soy hijo de Dios? ¿Cómo saber que esa chispa divina mora en mí? Tres señales se te darán. La primera se llama Amor. Los animales se hacen gregarios, ciertamente, protegiéndose así de los peligros. Pero, dime, ¿Son altruistas? Sólo un espíritu habitado por la chispa divina puede concebir el altruismo. Sólo un espíritu habitado por el propio Padre Universal es capaz de amar incondicionalmente.

 

La segunda señal se llama sabiduría. Al descubrir que el espíritu se halla tocada por el dedo de Dios, el intelecto humano está en condiciones de aceptar que la naturaleza es siempre bondadosa.

 

La tercera prueba reside en esa permanente e insaciable necesidad del hombre del hombre de colmar su insatisfacción espiritual. Mirad a los animales. ¿Alguno ha sido capaz de postrarse ante la Divinidad? Sólo el espíritu que ha recibido la chispa puede aspirar a Dios.

Lleváis a Dios en vuestro espíritu y eso os hace inmortales. Estáis obligados a evolucionar y a ser felices. Pero no te engañes: esa experiencia es individual. Sera a través de esa luz divina que Habita en cada uno de nosotros como llegaremos a amar generosamente y espiritualmente. Será por ese don del Padre por el que reconoceréis los valores y la bondad del universo. Sólo de la mano del Padre – a través de ese mensajero que habita en nosotros  –podréis distinguir el bien del mal, lo humano de lo divino, el tiempo de la eternidad y la verdad del error. Los hombres, las religiones humanas y las falsas teologías pueden hacer olvidar temporalmente que esa chispa divina habita en nosotros. Sin embargo, tarde o temprano, el aliento del Padre movilizará nuestras conciencias, haciendo posible el gran descubrimiento. Miremos hacia nuestro interior. Escuchemos la voz sutil del mensajero que se ha instalado en todos nosotros. Él aguarda que despertéis .

Él espera nuestras preguntas. Él es Él es la revelación ¿De qué nos sirve escuchar discursos sobre el amor, la lealtad, la justicia…ect,..? Si no hemos aprendido primero a dialogar con el mensajero celestial que nos habita y que es nuestro por derecho inalienable. Ahí está el gran tesoro. Buscad el mensajero del Padre y el resto se nos dará por añadidura.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s