Ya caen las máscaras

El Secretario de Relaciones Exteriores británico, Philip Hammond, dice que los procesos democráticos de los gobiernos occidentales resultan “engorrosos” y que representan un obstáculo en la lucha contra el Estado Islámico y Rusia.

Según Hammond, la democracia es“militarmente ineficaz” y afirma que ISIS no será derrotado en Siria a menos que el gobierno británico puede actuar unilateralmente, es decir sin tener que dar tantas explicaciones democráticas en el parlamento.

Philip Hammond

Hammond lamenta la incapacidad del gobierno para hacer frente a los enemigos sin buscar consenso público.

“Tenemos que conseguir la aprobación de una amplia gama de actores: los medios de comunicación, el parlamento y el pueblo”.

Curiosamente, Hammond, un político conservador, citó a la antigua Unión Soviética como un ejemplo de proceso de toma de decisiones eficaz.

Es decir, Hammond está abogando por la anulación de la democracia y la instauración de una dictadura, ni más ni menos.

Dichos comentarios se produjeron después de que la anterior coalición del gobierno de Gran Bretaña perdiera un voto en el parlamento para intervenir militarmente en Siria. La derrota impidió que el primer ministro, David Cameron, invadiera Siria para expulsar del gobierno a Bashar al-Assad.

El gobierno británico, sin embargo, decidió implicar en secreto al personal militar con las fuerzas estadounidenses que llevan a cabo una campaña aérea contra ISIS en Siria, sin el debido consentimiento parlamentario.

Parece que algunos empiezan a quitarse las caretas.

Recordemos que según reveló Yannis Varoufakis, durante las reuniones con la Unión Europea, se produjeron diversos encontronazos entre él y el ministro de finanzas alemán, Wolfgang Schäuble.

Alguna de las conversaciones entre ambos resultan de lo más reveladoras sobre el auténtico talante de los altos mandatarios actuales a escala europea.

Según Varoufakis, Schüble llegó a decir que:

“No discuto el programa…, esto fue aceptado por los gobiernos previos y no podemos consentir que una elección cambie nada”.

El argumento de Schäuble era que hay 19 países en el euro y que hay elecciones democráticas todo el tiempo por lo que si se cambiara cada vez que hay un cambio de gobierno los acuerdos en la Unión no valdrían para nada.

Wolfgang Schäuble

Entonces, el ministro de finanzas griego le dijo a Schäuble irónicamente: “Bien, quizás los países endeudados simplemente deberíamos dejar de celebrar elecciones”. Y por lo visto la respuesta que recibió fue: “Sí, esa sería una buena idea, aunque resulte difícil. Así es que o firmas encima del espacio en blanco o estás fuera”.

Como podemos ver, los altos mandatarios europeos se están quitando las máscaras y nos están mostrando su auténtica cara.

Poco a poco, nos están diciendo que la democracia es poco efectiva, que es algo incómodo que retrasa innecesariamente la aplicación práctica de las decisiones que ellos toman unilateralmente, sean en el ámbito económico o en el ámbito militar.

Para ellos, las decisiones del pueblo deberían limitarse a elegir un equipo de futbol, qué canal de televisión miramos, o el color de la ropa interior.

Así pues, que nadie siga hablando de democracia. Es obvio que la democracia ha muerto y que según los nuevos tiranos tecnócratas, la obligación del pueblo es obedecer y seguir las instrucciones, camino del matadero.

Y aún hay gente que cree que se podrán cambiar las cosas votando en una elecciones…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s