Reunión entre Putin y Xi Jinping: Cómo Rusia y China construyen una “alternativa mundial”

El presidente ruso, Vladímir Putin, se reunio el viernes 8 de mayo en Moscú con el presidente de China. Durante la reunión está prevista la firma de decenas de acuerdos bilaterales con el fin de profundizar la alianza estratégica entre ambos Estados.
 
“La visita [de Xi Jinping] incluye negociaciones en diferentes formatos, la firma de documentos conjuntos. Hasta el momento hay 40 documentos“, especificó el asesor del presidente ruso, Yuri Uchakóv, y agregó que después de las negociaciones programadas, ambos líderes ofrecerán una conferencia de prensa conjunta.

La llegada del presidente de China Xi Jinping a la capital rusa está organizada en el marco de la celebración del Día de la Victoria en la Segunda Guerra Mundial este 9 de mayo.

¿Qué documentos están en la mesa?
 
Aunque todavía no se han dado a conocer todos los documentos preparados para la firma por las partes, se conocen algunos de los proyectos que permitirán a ambos países establecer una cooperación aún más estrecha, según Gazeta.ru.
 
Rusia y China crearán una plataforma para la financiación de las empresas rusas por los bancos chinos. El acuerdo correspondiente será firmado por el Fondo de Inversión Directa de Rusia, el fondo de inversión ruso-chino, así como por uno de los bancos más grandes del país asiático, el China Construction Bank Corporation (CCB).
 
Además, el Fondo de Inversión Directa de Rusia y la compañía china CITIC Merchant firmarán un acuerdo sobre el establecimiento del banco de inversión ruso-chino.
Por otra parte, está previsto que Rusia y China establezcan una empresa de arrendamiento financiero conjunto para la promoción de los aviones rusos Sukhoi Superjet 100 en China y Asia.

Se planea también la firma de un convenio entre la corporación rusa Roselectrónica y la china ZTE, que prevé el desarrollo de la cooperación en el ámbito de la innovación.
Asimismo, China busca invertir en el sector agrícola ruso. El acuerdo sobre el fortalecimiento de la cooperación en el campo de la agricultura, el procesamiento, la logística y la venta de los productos alimenticios se firmará entre el Fondo ruso de Inversión Directa y el Gobierno de la provincia de Heilongjiang.

Además de la firma de acuerdos en la reunión de Putin con su par chino, se prevé la discusión sobre la cooperación entre los dos países en la industria petrolera y del gas. También puede ser abordado el tema de la financiación de la línea de alta velocidad Moscú-Kazan (en este proyecto, China podría invertir casi 60.000 millones de dólares). También, se discutirá la cooperación en el ámbito técnico-militar, la aviación civil y en otras industrias de alta tecnología.

Cooperación económica

China es uno de los principales socios comerciales para Rusia, mientras que este país ocupa el noveno lugar entre las naciones con las que el gigante asiático mantiene un mayor intercambio comercial.

Las estadísticas aduaneras chinas para el año 2014, indican que Rusia y China, a pesar de mucha incertidumbre en la economía mundial y el comercio internacional, lograron a estabilizar la situación en el comercio exterior y garantizar el crecimiento sostenible de la circulación de mercancías. En general, los resultados del año 2014 coincidieron con las expectativas de los expertos, según el sitio web del Ministerio ruso de Desarrollo Económico.

Así, el volumen del negocio comercial ruso-chino en 2014 aumentó en un 6,8%, llegando a 95.284 millones de dólares, incluyendo las exportaciones rusas a China (41.607 millones de dólares) y las importaciones procedentes de China (53.677 millones de dólares). La tasa de crecimiento de la circulación de mercancías en comparación con 2013 aumentó en 5,7 puntos porcentuales, debido principalmente a las exportaciones rusas.

Historia de los prometedores proyectos bilaterales

En octubre de 2014, la empresa estatal rusa Gazprom y la china CNPC firmaron un contrato sobre el gasoducto Fuerza de Siberia, que tiene como meta suministrar 38.000 millones de metros cúbicos anuales de gas ruso a China. El documento estará en vigor a lo largo de los próximos 40 años. El valor total del contrato asciende a 400.000 millones de dólares, lo que convierte a este proyecto en el de mayor envergadura en la historia de ambos países.

 

Rusia y China llegaron a un acuerdo para cooperar en la fabricación de un avión que llegará a ser un competidor de los Boeing y Airbus. Rusia abrió al país asiático el acceso a su tecnología aeronáutica. En particular, el plan abarca la elaboración conjunta de un avión de largo alcance y fuselaje ancho.

En abril del 2014, China propuso a Rusia producir y mantener conjuntamente una “flota” de centrales nucleares, según anunció la corporación estatal rusa Rusatom Overseas. “Se está barajando la posibilidad de crear una empresa mixta, propiedad de Rusia y de China, y que ambos países financien la creación de una flota específica que será operada también conjuntamente”, señaló el director general de la corporación, Dzhomart Alíev.

En junio de 2014, Dimitri Rogozin, quien está a cargo del sector de la industria de defensa, anunció que Rusia y China discutían la modernización conjunta del helicóptero ruso de transporte Mi-26, el más grande y potente del planeta en su categoría, desarrollado en los años 1970 por la URSS. Más tarde, Rogozin dijo que el documento final sobre el helicóptero se firmará en mayo.

Ambas naciones habían discutido activamente la creación de una base de investigación lunar, así como la cooperación entre el sistema ruso de navegación por satélite GLONASS y el sistema chino BeiDou. El exjefe de la agencia espacial rusa Roscosmos, Oleg Ostapenko, dijo en noviembre pasado que, además de la base lunar, China también estudia la adquisición de motores de cohetes rusos y la producción de cohetes espaciales rusos en su propio territorio.

En abril de 2015, Rusia y China firmaron un contrato para el suministro de sistemas rusos de defensa antiaérea S-400 Triumf al gigante asiático. Así, China se ha convertido en el primer comprador de ese sofisticado sistema ruso de defensa aérea. China obtendría entre cuatro y seis sistemas, con un alcance de hasta 400 kilómetros, por un total de 3.000 millones de dólares y podría recibirlos en 2017.

Hacia la construcción de un 
Nuevo Orden Mundial


Rusia y China cooperan exitosamente en el marco de varias organizaciones internacionales, sobre todo en el marco de los BRICS y de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS).
La buena sintonía entre Putin y Xi Jinping refleja que los intereses de ambos países son muy parecidos. Simplemente por ser vecinos, Rusia y China están destinados a mantener una relación estrecha y mutuamente beneficiosa. Pero además, la situación internacional obliga a Rusia y China a librar una lucha geopolítica, económica e ideológica para establecer un nuevo orden mundial.

En abril Vladímir Putin destacó que las relaciones ruso-chinas se encuentran “en un nivel sin precedentes“, resaltando que “su calidad corresponde al momento presente y a los intereses nacionales”. Según el mandatario ruso, las relaciones de Rusia y China son un buen ejemplo de puesta en práctica de las iniciativas.

“La particularidad de las relaciones entre Rusia y China es que están basadas en el principio de la no alineación, la ausencia de confrontación y [la política] no dirigida contra terceros países. Sobre esta base, nuestras relaciones han alcanzado el nivel de una asociación estratégica integral de cooperación. Este es un ejemplo brillante para todo el mundo de relaciones entre grandes potencias vecinas”, dijo recientemente el viceministro de Exteriores de China, Cheng Guoping.

Por la paz en el mundo 
hombro a hombro”


Putin y Xi Jinping mencionan constantemente el carácter amistoso de las relaciones entre ambos países y de la intensificación de la interacción estratégica. Asimismo, también ponen cada vez más énfasis en el hecho de que los dos países han acordado una línea en los asuntos mundiales “para mantener la paz en el marco del derecho internacional con el fin de hacerlo más estable”, según enfatizó el mandatario ruso.

Xi Jinping aseguró que “el pueblo ruso y el chino defenderán hombro a hombro la paz en el mundo y promoverán el desarrollo y el progreso de toda la humanidad”.

Lo ha dicho en el contexto de que su país apoya a Rusia en su lucha contra los intentos de falsificar la historia de la Segunda Guerra Mundial. “Los pueblos de China y Rusia están dispuestos con toda la firmeza y esfuerzos, junto con todos los países pacíficos, a oponerse a cualquier intento de negar, distorsionar y reescribir la historia de la Segunda Guerra Mundial”, declaró.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s