El crimen de Alcáser fue una “Ingeniería Satánica” para comprometer a la clase política socialista

Y por fin, entendí el crimen de Alcásser.
Fue ayer, conversando con una amiga con relaciones que llevan al mejor investigador de este crimen.
No voy a decir los nombres para no comprometer a nadie.
La clave para haber llegado a comprender ese horrendo crimen que, “casualidades de la vida”, es igualito a los relatados en otros países, ha sido cruzar esta información con lo relatado por Kevin Annett acerca de los crímenes satánicos-pedófilos en el ámbito católico, acontecidos en varios países europeos.
Bien: al parecer, el investigador español afirma que el crimen fue realizado para chantajear a la clase dirigente española de la época y que, agarraos, ¡él mismo fue utilizado como investigador!
Dirás: “no entiendo nada”.
Normal. No te preocupes. Si recuerdas el concepto de “ingeniería social” (la creación artificial de movimientos sociales para generar la necesidad de una ley represora), comprenderás el objetivo final del crimen de Alcáser, y por qué lo he denominado “Ingeniería satánica”.
Recuerda que hace unas pocas semanas te conté lo relatado por Kevin Annett acerca de los crímenes pedófilos, usados para comprometer a altas figuras de la política. A un determinado político, militar, periodista u ¿obispo? le invitan a una reunión, una ceremonia, en una cripta de una iglesia (por ejemplo) y, una vez allí, se produce el sacrificio ritual y satánico de un niño. Es posible que incluso el acto es grabado (“snuff movies”)
Un Jaque Mate.
Si denuncias lo sucedido a la policía, o eres hombre muerto o te van a asociar al propio crimen: ¿cómo vas a demostrar que ibas allí sin saber lo que iba a suceder?
De manera que, a partir de ese momento, pasas a ser “uno de ellos”. Un satánico más. (Por eso, una de las pruebas para pertenecer a estas logias es matar a una persona).
Según la información que he recopilado de terceras personas sobre el caso Alcáser, ese crimen fue cuidadosamente preparado con el fin de comprometerlos en la gran conspiración. Pero para entenderlo, hay que ponerse en el contexto.
En España llevaba ya 10 años gobernando el PSOE y se había formado una nueva casta dirigente procedente de otras esferas sociales diferentes a las tradicionales (la aristocracia católica), de manera que el peligro de que estallara la estructura de poder tradicional (sin duda alguna, satánica desde los mismos tiempos babilónicos, como demostré en los vídeos “Dinero y dios”) era cierta y los Iluminati necesitaban comprometer a esta nueva clase dirigente con el viejo orden.
Por eso diseñaron el rapto de las niñas, las torturas, violaciones y final asesinato que fueron grabados en unas cintas de vídeo VHS donde aparecen decenas de altas personalidades de la época.
Pero para que el chantaje fuera completo, hacía falta que la Opinión Pública española ejerciera una presión sobre esas altas autoridades que los comprometieran para siempre con la conspiración; ahí es donde entra la propia figura del referido investigador, el padre de una de las niñas y, por supuesto, el programa de Pepe Navarro “Esta noche cruzamos el Missisipi”. Por eso permitieron que se emitiera hasta el día en que el investigador nombró a algunos asistentes en el ritual satánico.
Por supuesto, y como he dicho en repetidas ocasiones, ese crimen marcó el inicio de la telebasura, con aquellos míticos programas de Paco Lobatón y Nieves Herrero sobre el caso: había comenzado la era satánica de las informaciones truculentas que nos llevaría, directos, a la paranoia de la violencia de género y las subsiguientes leyes represoras.
Este es, sin duda, el origen de los crímenes rituales satánicos: es la manera efectiva de gobernar y de comprometer a los sucesivos dirigentes: ¡por eso ninguno se sale de la norma establecida! ¡En cuanto acuden a una de esas ceremonias, ya pasa a ser “uno de ellos”!
¡Que alguien les diga a los Podemos que jamás acudan a una de esas reuniones!!!!
PD: Si no recuerdo mal, el argumento de la primera película de Amenábar, Tesis (1996), era calcado a lo que acabo de contar.
PD 2: Un apunte más: este crimen se resolvería si alguno de los asistentes a esa ceremonia admitiera que él no tenía nada que ver y que, simplemente, fue chantajeado.

 

Visto en:http://insercionblog.blogspot.com.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s